Consejos para manejar con calor y viajar seguro

manejar con calor

 

Todos reconocen que es sumamente peligroso manejar con lluvias o en suelo mojado. Sin embargo, no muchas personas saben que los días calurosos aumentan los riesgos al volante convirtiendo cualquier viaje en un infierno. En este artículo, Daytona te ofrece los mejores consejos para manejar con calor.

Diciembre fue un mes realmente caluroso. Buenos Aires y sus alrededores registraron máximas de 35º (y una térmica que rozó los 40º), temperaturas sumamente inesperadas para el primer mes del verano. Para el desagrado de muchas personas, meteorólogos anunciaron que las temperaturas aumentarían durante el mes de enero y de febrero.

No muchas personas lo saben, pero manejar cuando la temperatura interior del auto se encuentra muy alta es sumamente riesgoso. El Centro de Experimentación y Seguridad Vial (CESVI) señaló que si el habitáculo de un auto tiene temperaturas mayores a los 24º, altera las condiciones de concentración de cualquier conductor.

Expertos aseguran que manejar con calor puede inducir la fatiga en los conductores. Asimismo, las altas temperaturas pueden disminuir la atención, reducir las capacidades de asimilar información y perder agudeza visual. Estudios realizados en Alemania demostraron que, con temperaturas superiores a 35° C, el conductor puede llegar a sentir síntomas similares a los que tendría con una alcoholemia de 0,5 gr/l.

Por estas razones, Daytona te presenta seis consejos para manejar con calor. ¡Prestá mucha atención para viajar seguro!

Preparar el vehículo antes de iniciar el viaje

Antes de comenzar un viaje de muchos kilómetros, es importante que lleves tu automóvil a un centro especializado para revisar todos sus elementos. El motor puede alcanzar temperaturas muy altas y es más propenso a tener fallos o averías durante el verano. Durante el trayecto, debes estar atento a las indicaciones de temperatura del motor.

Asimismo, es de mucha importancia que revises la presión de todos los neumáticos antes de entrar a la ruta. Si viajas con altas temperaturas es mucho más probable que se produzcan pinchazos, si es que tienen una presión inadecuada.

Finalmente, es importante que revises constantemente los niveles de aceite y líquido refrigerante. El coche también debe estar “hidratado” para afrontar viajes largos y cansadores. Si el auto enfrenta altas temperaturas, hay chances de que los líquidos que utiliza se gasten mucho más rápido.

Mantener el habitáculo ventilado y fresco

El aire acondicionado es una herramienta sumamente necesaria al momento de realizar viajes largos y manejar con calor. Mantené el habitáculo con una temperatura entre 19º y 24º, evitando que el flujo de aire impacte directamente en tu pecho o en la cara.

Momentos antes de lanzarte a la carretera, revisá el aire acondicionado: es importante que pongas a punto el sistema de ventilación y climatización siempre que realices un viaje largo. Es recomendable cambiar los filtros cada 15.000 km o 2 años para garantizar la calidad del aire dentro del vehículo.

Además, es importante ventilar el coche antes de encender los sistemas de refrigeración. Si se abren las ventanas del vehículo durante 30 segundos antes de encender el aire acondicionado, se logrará disipar el primer golpe de calor de manera natural.

Evitar manejar con calor durante el mediodía

Daytona te aconseja evadir las horas de más calor del día. Lo recomendable es realizar un viaje de muchos kilómetros con la primera luz del día o a última hora de la tarde, siempre intentando que sea con luz diurna.

Asimismo, es necesario que el conductor inicie el viaje descansado sin haber consumido medicamentos, alcohol o drogas en las horas previas. Los efectos negativos producidos por el calor pueden verse potenciados por lo que el piloto consuma horas antes de partir. Asimismo, Daytona te recomienda no ingerir alimentos pesados antes de emprender el viaje sabiendo que vas a manejar con calor.

Realizar paradas durante el viaje

Es necesario prever paradas cada 200 kilómetros o dos horas. Procurá aparcar el coche en una sombra y descansá durante unos minutos. No te olvides, ante el menor síntoma de cansancio, detenete en un lugar seguro y  no continúes el recorrido hasta que te sientas en las condiciones adecuadas para continuar.

Esas paradas son los momentos ideales para refrescarte: ingerí agua o refrescos, sin importar si sos el conductor o el acompañante. ¡Es importante que te mantengas hidratado durante todo el trayecto!

Daytona te sugiere que viajes con ropa fresca y clara; es bien sabido que usar ropa oscura provoca más calor. Asimismo, es aconsejable que no manejes con ojotas. A pesar de que este tipo de calzado es realmente cómodo, no se ajusta firmemente al pie y puede obstaculizar la utilización de los pedales.

Por último, no te olvides de llevar anteojos de sol en la guantera de tu auto: es importante que los utilices cuando viajes y tengas el Sol de frente.

No cargar en exceso el vehículo

Daytona también te aconseja que cargues el baúl con lo justo y necesario. Lo ideal es que el habitáculo no lleve ningún bulto. De esta manera, los pasajeros viajarán sumamente cómodos y seguros: si el automóvil sufre un accidente durante el viaje, los bultos que no estén en el baúl pueden golpear a un pasajero y herirlo gravemente. Durante el viaje, no realices maniobras exigidas o sobrepasos arriesgados. Es bien sabido que el calor puede alterar la percepción de distancias, aumentando los riesgos en el manejo.

Asimismo, es importante que ningún pasajero fume dentro del vehículo. Fumar es una de las principales causas de distracción durante la conducción. Además, los compuestos químicos del humo pueden aumentar el cansancio en el conductor, lo cual puede ser realmente peligroso.

No confiarse del polarizado de los vidrios

Muchas personas creen que polarizando los vidrios se genera menos calor en el habitáculo. ¡Esto no es cierto! El polarizado solo impide que ingrese menos luz al interior del vehículo. CESVI midió todas las láminas que se colocan para oscurecer los vidrios y obtuvo resultados contundentes: la lámina más oscura solo deja pasar el 5% de la luz, pero filtra un 9% de los rayos infrarrojos (generadores del calor).

Daytona te recomienda que para esas situaciones compres películas de Control Solar Transparente. Estas láminas ofrecen protección contra el calor y el sol, bloqueando los rayos infrarrojos, pero sin cambiar la apariencia del auto. De esta manera, el conductor tiene una visión clara durante el día y la noche.

En conclusión, viajar en la ruta y manejar con calor puede ser muy riesgoso. Daytona te recomienda revisar el vehículo antes de iniciar el recorrido y llevar una botella de agua siempre a tu lado. Siguiendo todos estos consejos, el viaje será más breve de lo que pensás, ¡y sumamente gratificante! Este verano, viajá de manera segura, protegiéndote a vos y a tu familia. ¡Daytona te desea unas felices vacaciones!

Leave a Reply 0 comments

Leave a Reply:







Copyright text 2016 by Comunidades Daytona.