La importancia de contar con un matafuegos en el vehículo

Subir al auto y arrancar parece un hecho muy simple y cotidiano. Pero no hay que olvidarse de los detalles que esto implica. Por eso vamos a hacer un pequeño repaso de cosas básicas que debemos tener en cuenta a la hora de comprar o recargar un matafuegos para nuestro vehículo.

En primer lugar hay que considerar qué uso se le dará al vehículo y cuál es la carga máxima que llevará para saber cuáles son las necesidades que tenemos que cubrir.

Según la Ley de Tránsito, debe estar fabricado, mantenido y con un control de carga se acuerdo a las especificaciones de las normas IRAM.

Esta Ley también indica que el matafuegos debe estar al alcance del conductor, ubicado con mucha seguridad para que no se produzca ningún desprendimiento. No debe ir en el baúl porque impediría el rápido accionar en caso de urgencia.

¿Cuándo hay que recargarlo? La carga tiene 1 año de vigencia. Y aunque no se haya usado jamás, hay que asegurarse de que está en condiciones haciendo una prueba hidráulica.

Por último, en caso de incendio hay que abrir con mucho cuidado el capó del auto para que no entre oxígeno (eso potenciaría el fuego) y luego sí utilizar el matafuegos.

Leave a Reply 0 comments

Leave a Reply:







Copyright text 2016 by Comunidades Daytona.