La importancia de los neumáticos en la seguridad vial (Parte 1)

todo-lo-que-tenes-que-saber-sobre-neumaticos

La adherencia del neumático, vital para nuestra seguridad

Existen otros parámetros importantes que son relevantes para la seguridad, pero la adherencia tanto en seco y mucho más en mojado ha sido elegida como la situación más representativa para comparar diversos neumáticos. La adherencia en mojado es una de las características de seguridad más importantes de un neumático. Una buena adherencia en mojado equivale a una menor distancia en frenado conduciendo en una superficie mojada.

Cuando hablamos de la adherencia de un neumático como factor clave para nuestra seguridad, quizá nunca acabamos de encontrar las palabras necesarias para dar a entender la extraordinaria importancia que tiene este asunto cada vez que nos ponemos al volante. La base del control de un vehículo está en la adherencia entre las ruedas y el terreno por el que se circula, siendo el resultado de la fuerza de rozamiento entre los neumáticos y el suelo, que permite al automóvil la realización de las variaciones de velocidad y seguir la trayectoria elegida, dentro de los límites de la física.

El valor de la adherencia es variable y depende de:

  • Los neumáticos: tipo, modelo, presión, desgaste y estado de conservación.
  • Piso: tipo de asfalto, liso, baches, seco, húmedo, mojado, encharcado, tierra, barro, nieve, helado, gravilla suelta, con aceite, grasa u otros elementos deslizantes, etc.

 

La adherencia se pierde cuando el neumático desliza, patina o derrapa sobre el suelo, ya sea longitudinal o transversalmente. Cuanto mayor sea la adherencia “agarre”, más fuerza se precisa para que el neumático deslice en aceleración, frenada o curva. Al frenar se ejerce una fuerza que se opone al giro de la rueda, si la fuerza de frenada es superior a la adherencia disponible se bloquean las ruedas, el neumático pierde capacidad direccional y desliza sobre el suelo. El sistema ABS “Antibloqueo de frenos” compensa este comportamiento impidiendo el bloqueo total de las ruedas en frenadas de emergencia, lo que permite mantener la capacidad direccional que en muchos casos ayuda a evitar el accidente, esquivando la situación de riesgo a la vez que se frena.

Si esa superficie no presenta una buena adherencia, nuestra seguridad se puede ver comprometida. El neumático está hecho de goma, y esa goma se gasta por la continua fricción que experimenta contra el suelo al rodar. Sin embargo, la adición a la goma base de elementos como el carbono y el sílice hacen que el neumático viva en mejores condiciones y durante más tiempo, además, si el neumático está diseñado para repartir de forma adecuada la presión de apoyo, su desgaste será sustancialmente inferior y su comportamiento dinámico, mucho más eficaz, de manera que un neumático que cuente con una arquitectura diseñada para durar es, además de más económico y respetuoso con el medio ambiente, mucho más seguro a lo largo de su vida útil.

Sin una correcta adherencia incluso en las condiciones más exigentes, el neumático no es nada y por tanto la seguridad del vehículo no queda garantizada, y sin una vida útil del neumático concebida para conservar esa adherencia de principio a fin, nuestra seguridad queda en manos del azar.

Otro factor que debemos tener en cuenta es la velocidad, y es que circular a velocidades inadecuadas para los neumáticos que lleve cada vehículo, supone una importante pérdida de adherencia y la posibilidad de que el neumático no soporte las cargas a que sea sometido. En caso de lluvia, una velocidad excesiva puede hacer que sea insuficiente el tiempo que le damos al neumático para que desaloje el agua que se interpone entre la banda de rodadura y el terreno. Por eso, nuestros neumáticos deben estar siempre en buenas condiciones y nuestra velocidad debe adecuarse siempre a las circunstancias.

La adherencia específica de un neumático depende de dos factores principales:

  • Su composición química: Esta composición utiliza por supuesto una gran parte de caucho pero también numerosos compuestos o elementos químicos como el sílice por ejemplo. Cada fabricante utiliza su propia composición que es guardada como gran secreto industrial. Se habla en general de “gomas blandas” y de “gomas duras” para distinguir la adherencia de diferentes neumáticos. Una goma blanda ofrece intrínsecamente mayor adherencia que una goma dura.
  • Su temperatura: A cada neumático, y por lo tanto a cada composición química, corresponde un rango de temperaturas de funcionamiento óptimo. Cada neumático ofrece una adherencia máxima a una temperatura o en un rango de temperaturas determinada. La adherencia aumenta con la temperatura del neumático hasta una adherencia máxima a partir de la cual disminuye si la temperatura continua aumentando. La temperatura de un neumático aumenta en función de los esfuerzos mecánicos a los cuales está sometido: rodar, acelerar, frenar, tomar curvas,… son numerosas las acciones que aumentan la temperatura de un neumático. De forma general, los neumáticos blandos tienen una temperatura de funcionamiento más elevada que los neumáticos de goma dura y requiere más tiempo para aumentar su temperatura. Además de la adherencia específica ofrecida por cada modelo de neumático a una temperatura determinada, cabe resaltar que la adherencia también depende de la superficie de contacto con el suelo y del estado del pavimento sobre la cual se circula. Cuanto mayor sea la superficie de contacto entre el neumático y el pavimento, mayor será la adherencia. A igual anchura de neumático, un neumático sin o con pocos dibujos ofrece por lo tanto un mejor agarre que un neumático con numerosos dibujos. Esto sólo es válido sobre pavimento seco y limpio, que proporciona la mejor adherencia y menor degradación. En efecto sobre suelo mojado, un neumático de gran tamaño con pocos dibujos corre el riesgo de aquaplanning más rápido. El fenómeno de aquaplanning es la pérdida de adherencia del neumático con la carretera. El papel de los dibujos es drenar el agua y evitar así la formación de una ola delante del neumático, causa del fenómeno de aquaplanning.

Leave a Reply 0 comments

Leave a Reply:







Copyright text 2016 by Comunidades Daytona.