¿Cómo se cambian las pastillas de frenos?

cambiopastillasdefrenos

Si notás que tu auto al frenar hace un ruido raro, vibran las ruedas o lo sientas duro, entonces es un problema en los frenos. Conocé cómo cambiar las pastillas de frenos.

Es importante tener en cuenta qué tipo de conducción es la de tu vehículo, ya que
si es deportiva lo más probable es que las frenadas sean más bruscas, y eso genera un desgaste más temprano.

¿Qué hacer cuando hay que cambiar las pastillas de frenos?

Lo mejor es acercarse a un taller y dejarlo en manos de los profesionales, que además de saber qué modelo de pastillas son las que necesita tu vehículo, sabrán hacer el cambio y solucionar el problema de manera correcta.

Si el vehículo estuvo en funcionamiento, como primera medida hay que asegurarse de que se haya enfriado para que puedan trabajar en forma más cómoda y segura; que no estén calientes las pastillas, los calibradores y los discos.

¿Cómo cambiar las pastillas de frenos de mi auto? Paso a paso.

Para empezar a entender cómo cambiar las pastillas de frenos de mi auto, lo primero es aflojar las tuercas de seguridad, luego hay que subir el vehículo y colocar un par de bloques atrás de las demás ruedas para que no se mueva. Una vez que se aflojaron las tuercas se pueden sacar las ruedas. Si las llantas son de aleación, no solo hay que limpiar los pernos, sino que también hay que limpiar sus agujeros y superficie de montaje del rotor, y el área de montaje trasero de la rueda.

A continuación hay que retirar los tornillos de la pinza de freno con una llave de corona, teniendo la precaución de revisar la presión, ya que si no avanza y retrocede un poco puede suceder que se encuentre bajo presión y salga volando en el momento de retirar los tornillos.
Luego se debe colgar la pinza con cuidado, y quitar las pastillas usadas. Es importante fijarse bien cómo están conectadas

Antes de colocar las nuevas pastillas de freno conviene rociar con lubricante antiadherente en los bordes para evitar el ruido metálico. No se debe poner lubricante en el interior de las pastillas para no arruinarlas. Después de esto hay que revisar el líquido de freno y agregar si no es suficiente.

Una vez terminada esta parte de la instalación hay que volver a poner la pinza con mucho cuidado, ajustar tornillos y colocar la rueda nuevamente haciendo el paso inverso.

Para asegurarnos de que se cambiaron correctamente las pastillas de frenos hay que probar el vehículo a una velocidad tranquila y escuchar el sonido de las pastillas. Si se escucha un ruido de engranajes moliéndose es porque se han invertido y hay que llevarlo de inmediato al taller mecánico en el que se hizo el trabajo. Si hacen un suave chirrido puede ser porque son nuevas, así que no hay que preocuparse, solo prestar atención.

Copyright text 2016 by Comunidades Daytona.