Puntos a tener en cuenta acerca de la presión de los neumáticos

Cuando los vehículos cuentan con una correcta presión de los neumáticos, la conducción es realmente más segura. ¿Qué puntos hay que tener en cuenta?

Cuando de presión de los neumáticos se habla, es importante señalar que hay que revisarla periódicamente, no sólo porque la conducción del vehículo será más segura, sino también porque eso impacta en forma directa en nuestra economía.

Pese a que lo ideal es que la presión ronde los 2.5 bares, cada vehículo tiene su propia medida, y se indica según peso y velocidades en el manual del fabricante.

¿Cuándo pierde presión un neumático?

Hay varios detalles que conviene revisar, como por ejemplo el estado de la válvula y su capuchón, que garantiza la hermeticidad. Para eso también es importante, a modo de prevención, leer bien las características técnicas de fábrica del vehículo (sobre todo, velocidad y carga).

Cuando la presión no es suficiente se genera un desgaste distinto, los neumáticos se recalientan y puede suceder que al estar en movimiento se separe el neumático de la llanta. También aumenta considerablemente la distancia de frenado, con gran riesgo si se están transitando calles mojadas, y la posibilidad de experimentar aquaplaning.

Otro problema que puede presentarse es el incremento del consumo de combustible y de emisiones de CO2 (dióxido de carbono), lo que perjudica en forma directa al medioambiente.

Y así como hablamos de la poca presión, también hay que evitar el inflado excesivo porque eso genera una significativa reducción de la vida útil del neumático y de la adherencia, y además provoca inconvenientes en la dirección. El neumático sobreinflado va a presentar más deterioro en el centro de la banda de rodamiento y, si circula por una calzada en malas condiciones, el desgaste aumentará.

Por último, no olvidemos que no hay que hacer el chequeo cuando los neumáticos están calientes. Se recomienda hacerlo cada 2 semanas o antes de salir a la ruta, luego de 2 horas de haber usado el vehículo, cuando esté en frío, o en su defecto luego de haber andado menos de 3 kilómetros a muy baja velocidad.

Copyright text 2016 by Comunidades Daytona.